Compartir
Publicidad
China, el mercado que Apple necesita pero no consigue domar
iPhone

China, el mercado que Apple necesita pero no consigue domar

Publicidad
Publicidad

Apple va a ingresar 9.000 millones de dólares menos de lo esperado en este último trimestre, así lo ha indicado Tim Cook en su revisión a la baja. Una revisión a la baja que se debe a unas ventas inferiores de las esperadas de los iPhone, especialmente en China indica el CEO de Apple. ¿Por qué no venden lo esperado en China? Porque China es un mercado que Apple no consigue controlar como otros.

China

Dejando de lado cuáles son o no los motivos de unos ingresos menores a los esperados y dejando de lado cuáles son o no las consecuencias de esto, veamos un poco por qué China es especial para Apple. El país oriental siempre ha sido tratado con cariño desde Cupertino (incluso tiene ejecutivos exclusivos) y aún así le da sorpresas desagradables como esta.

De un ecosistema completo a un fabricante entre tantos

Apple tiene una ventaja importante frente a otras empresas de tecnología: su ecosistema. Muchas veces hemos oído decir eso de que "el iPhone no es sólo el iPhone, es todo su ecosistema". Dado que hacen tanto el hardware como el software de sus productos y dado que no se limitan sólo a teléfonos, han conseguido crear soluciones para la mayoría de necesidades tecnológicas de los usuarios. Esto tiene dos efectos positivos para la compañía: incita al usuarios a comprar más productos del ecosistema y sobre todo retiene al usuario en el ecosistema.

Un usuario que ya tiene un iPhone es más difícil que lo cambie por un teléfono Android o compre una tablet que no sea un iPad. Porque ya conoce cómo funciona iOS, porque ya ha comprado apps en iOS, porque a lo mejor tiene Apple Music y le funciona mejor en un iPhone o iPad que en otros dispositivos. Es un ecosistema efectivo para la empresa, y desde luego muchas empresas sueñan con conseguir algo similar.

iPhone XS Max

Es por esta razón que Apple consigue dominar diferentes mercados. Las ventas del iPhone se ven impulsadas por clientes acostumbrados al teléfono y al ecosistema. Es más, en algunos países el ecosistema está presente a nivel general. Por ejemplo, en Estados Unidos la mayoría de usuarios usan iMessage para comunicarse, una app exclusiva de los iPhone, por lo tanto una razón más para elegir un iPhone como smartphone. ¿Te comprarías un smartphone al que no se le pudiese instalar la app WhatsApp?

Sin embargo, este ecosistema no tiene relevancia en un país como China. China es todo un mundo aparte, un mundo donde aparecen fabricantes de teléfonos de debajo de las pierdas y donde quien controla las tenencias son las empresas de software y no de hardware. En China el ecosistema predominante es el que ha creado WeChat, una app de mensajería que te permite desde hablar con otros a pagar en establecimientos y hasta pedir un divorcio.

Al ser WeChat un servicio multiplataforma (y sólo es un ejemplo de tantos), para el usuario el teléfono en sí ya no lo ata. El iPhone no da el servicio, sino que te permite acceder al servicio, como tantos otros smartphones. Así pues, Apple se convierte sólo en un competidor más entre tantos. Quizás uno con más capacidades y fuerza que otros, pero eso no quita que deba competir con el resto.

WeChat

Para competir el iPhone juega con ventajas como ser un producto "premium", tratando de innovar en diseño y funciones cada año y probando con precios más competitivos. Que consiga o no posicionarse en el mercado ya es otra cosa, pero la realidad es que es un mercado por el que debe luchar constantemente, un mercado que no puede controlar tan fácil como otros. Es por eso que las sorpresas de malas ventas es más fácil que aparezcan en China que en otros países.

Un mercado del que no se puede prescindir

Uno de los países que más crece y con mayor población del mundo, son las dos características más suculentas de un mercado. Para Apple estar en China es esencial, pues junto a Estados Unidos es donde más dispositivos vende y por lo tanto de donde más ingresos llegan trimestre tras trimestre. De ahí que Apple trate de luchar tanto por posicionar sus productos en China.

China

A lo largo de los años Apple ha hecho unas cuantas jugadas maestras en China. El iPhone 6 y el iPhone 6 Plus fueron todo un éxito debido a un mayor tamaño de la pantalla, algo a lo que el mercado chino estaba acostumbrado y demandaba. Otra gran jugada fue el iPhone X, un cambio radical de diseño que ha sido un éxito de ventas (y de imitación en Oriente). Los iPhone XS y XR sin embargo no "parecen nuevos", simplemente su hardware no es razón suficiente para un mercado como el chino. Y bueno, el resultado lo acabamos de ver.

¿Influye el precio de los iPhone en las bajas ventas de China? Me cuesta creer que de forma directa el iPhone a más de mil euros sea un problema. China tiene una gran variedad de consumidores por capacidad de adquisición, y en el mercado de gama alta desde luego hay suficientes usuarios dispuestos a pagar más de mil euros por el iPhone. Ahí están las buenas ventas del iPhone X. Parece ser más una ausencia de innovación en el diseño que de dinero.

Vía | Stratechery

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio