Publicidad

Aún más detalles y primeras fotografías: los empleados de Apple empiezan a recibir sus Apple Card
Servicios Apple

Aún más detalles y primeras fotografías: los empleados de Apple empiezan a recibir sus Apple Card

Publicidad

Publicidad

Ya pudimos saber algunos de los primeros detalles sobre cómo funciona la Apple Card pocos días después de su presentación, en parte gracias a los propios documentos de soporte de Apple. Pero ahora la tarjeta está empezando a llegar a los primeros empleados de la compañía para que la utilicen en una fase de pruebas, y con eso llega más información con cuentagotas.

Números aleatorios para mejorar la seguridad e interés mínimo para que pagues menos

En primer lugar, las imágenes. Ben Geskin ha sido uno de los primeros en filtrar la Apple Card circulando en el mundo real, incluso dentro del sobre de papel en el que llega. Ese envoltorio, recordemos, viene con un NFC que permite emparejar la tarjeta con el iPhone de un modo idéntico al que ya tenemos en los AirPods o el HomePod. El NFC no puede estar en la propia tarjeta, ya que está hecha en titanio y ese material no permite una buena comunicación entre ese sensor y los dispositivos iOS. Si pierdes esa tarjeta física, Apple te envía una nueva sin que tengas que pagar nada por ello.

La animación que activa la tarjeta lleva días también circulando por las redes:

Por esa misma razón, eso significa que la Apple Card física no va a poder usarse para hacer los pagos contactless. Eso lo haremos con Apple Pay, utilizando el propio iPhone o el Apple Watch. La tarjeta se usará en aquellos casos en los que queramos pagar en algún lugar en el que no acepten Apple Pay. Por cierto, para los pagos en el extranjero la Apple Card depende de las tasas de cambio que haya en Mastercard.

Vamos con algunos detalles interesantes que están saliendo a la luz con los primeros usos. Como es el caso de otras tarjetas en los Estados Unidos, la Apple Card examina tu historial crediticio y te "asigna" un rango de interés para tus pagos (según TechCrunch puede variar entre el 13 y el 24%). La tarjeta te coloca automáticamente en el rango de menor interés posible para tu perfil, cumpliendo con lo que prometieron en la presentación de procurar motivar al usuario a que pague la menor cantidad de intereses posible.

Algo de agradecer es que puedes pagar la deuda que tengas en la Apple Card mediante Apple Cash (antes Apple Pay Cash), sin que eso sea obligatorio. También puedes pagarlo a través de una cuenta bancaria.

Respecto a la seguridad, la Apple Card te da la posibilidad de generar números de tarjeta virtuales. Recuerda que la tarjeta no tiene un número como lo hacen las otras, ni siquiera tiene el CVV de tres cifras. En caso de querer hacer una compra en una web que no acepte Apple Pay, esos números de tarjeta virtuales vienen muy bien. Y como en cada compra pueden ser diferentes, aumenta la seguridad de la compra.

Generar un número virtual de la tarjeta es algo que debe hacerse manualmente, y todas las compras necesitan un número que recibirás en el iPhone cada vez que hagas una transacción (eso es algo que muchos bancos ya hacen en España). Hay un número registrado físicamente en la banda magnética de la tarjeta, pero no sabes cual es y por supuesto no va a coincidir con los números que puedas generar.

Algunos detalles menores más: la Apple Card es para una sola persona, no está pensada para que varios usuarios puedan compartirla (aunque se podrá configurar como método de pago en una cuenta de iCloud con En Familia configurado ya que todos los pagos estarán a nombre de un sólo usuario). Esa persona debe tener la autenticación en dos factores activada. Por último, la Apple Card no funciona con Android. Si quieres una, debes tener un iPhone.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir