Publicidad

Un NAS de Apple: argumentos a favor y en contra de su hipotética existencia
Accesorios

Un NAS de Apple: argumentos a favor y en contra de su hipotética existencia

Publicidad

Publicidad

A medida que los dispositivos móviles van copando nuestro día a día y los ordenadores tradicionales van perdiendo terreno y quedándose más bien para los usuarios profesionales y/o de nicho, Apple ve cómo su división de accesorios va ganando más ingresos gracias en parte a las buenas ideas como los AirPods, los Apple Watch o los Magic Keyboard para los iPad Pro. Y se prevé que el ritmo no pare, porque se habla de futuros posibles éxitos como los AirTags o esos auriculares de estudio modulares que se han filtrado en la rumorología.

Con esta situación, no me extrañaría que en los despachos del Apple Park (o desde casa en los tiempos de pandemia que corren mientras escribo estas líneas) estuviesen haciendo sesiones de brainstorming para ver qué accesorios puede fabricar y vender Apple en el futuro para seguir aprovechando ese filón. Y hay un mercado que Apple no ha tocado directamente sy podría ser un nido de oportunidades: el de los NAS.

Es probable que hayas oído hablar de ellos si eres aficionado a la tecnología. Los NAS (o Network Attached Storage) son dispositivos que albergan discos duros y que se conectan directamente a nuestro router y, junto con un procesador y memoria RAM integrados, ofrecen una variedad de servicios más allá de un simple almacenamiento compartido en la red local de nuestra casa. Nuestros compañeros de Xataka tienen una excelente guía introductoria a ellos.

A grandes rasgos, y siempre hablando en el ámbito doméstico, un NAS se suele utilizar para guardar copias de seguridad, para descargar contenidos, para gestionar bibliotecas multimedia (y acceder a ellas remotamente) y hasta para montar un servidor web. Incluso podemos llegar a gestionar descargas P2P, como bien nos explican de nuevo desde Xataka. ¿Cómo podría aprovechar Apple el lanzamiento de su propio NAS? Hay cosas interesantes que nos pasan por la cabeza, aunque también ciertas incongruencias.

Las razones por las que un 'Apple NAS' podría encajar como nuevo accesorio

  • A medida que los usuarios pasan a trabajar más con sus iPad, la idea del almacenamiento externo y privado desde cualquier dispositivo y lugar cobra sentido. Tenerlo en un NAS representaría la evolución de los discos externos tradicionales y representaría una alternativa a la nube donde la privacidad queda completamente garantizada y gestionada por nosotros.
  • Un NAS podría ser un excelente dispositivo para añadir a la plataforma domótica HomeKit, con todas las posibilidades de automatización que eso implica.
  • En un NAS se podrían hacer copias locales de seguridad automáticas de todos los dispositivos iOS, iPadOS y tvOS de una casa. Quizás también pueda hacerlo de los Mac y representar una evolución de Time Machine.
  • Las interfaces de usuario y software con los que se gestionan los NAS suelen ser muy mejorables, algo que Apple podría "revolucionar" a través de una aplicación y/o integración transparente con sus sistemas.
  • Un nicho interesante: nuestras fotos. Las fototecas pueden ocupar centenares de GB, y Apple podría vender soluciones de almacenamiento y gestión con un NAS. Imagina poder acceder a todas las fotografías de tu vida, aún ocupando más de 1 TB, desde donde quieras. Imagina que, cuando tomes una foto con el iPhone, ésta se vaya a iCloud pero iCloud gestione inteligentemente su almacenamiento con el de un NAS.
  • Gracias al avance de las redes inalámbricas, los Apple TV del futuro podrían perfectamente convertirse en NAS.

Las razones por las que un 'Apple NAS' jamás podría ver la luz

  • Apple ya tiene un buen negocio vendiendo suscripciones a almacenamiento extra en iCloud, y un NAS podría canibalizar los ingresos de ese negocio. Además, la idea es que el usuario doméstico se vaya acostumbrando a tenerlo todo en la nube.
  • Uno de los motivos principales de los que se instalan y configuran un NAS es la descarga no autorizada de contenidos mediante clientes P2P. Apple se negaría en redondo a eso, bloqueando la función y por lo tanto favoreciendo a los fabricantes que sí lo permiten. Quizás no es un buen negocio para los de Cupertino.
  • Un NAS es algo que (de momento) es usado por personas aficionadas a la tecnología y semi-profesionales, mientras que Apple se enfoca a vender accesorios para todo el mundo para hacer crecer sus ingresos.
  • Apple ya ha vendido soluciones de almacenamiento en red local... y mucho éxito no debe haber tenido viendo que dejaron de vender sus Time Capsule y cediendo funciones HomeKit a routers de terceros.

En definitiva, soy de los que creen que Apple debe haber como mínimo estudiado la posibilidad de lanzar un NAS o algo parecido a un NAS amoldado a la visión que tienen sus ingenieros. Pero a medida que los Mac siguen dejando de ser el centro de todo y la demanda de almacenamiento accesible desde todas partes crece, un hipotético NAS de Apple despierta interés (al menos el mío) por muy improbable que sea o por mucho que se reduzca a un "disco duro externo inteligente". Las razones para tenerlo son tantas como aquellas para no lanzarlo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios