Compartir
Publicidad

Cuatro grupos de aplicaciones que deberían actualizarse más a menudo por lo que cuestan

Cuatro grupos de aplicaciones que deberían actualizarse más a menudo por lo que cuestan
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como usuario de iOS y OS X, siempre me gusta pagar por aquellas aplicaciones cuidadas y de calidad que hayan exigido un duro trabajo por parte de sus responsables. Pero lanzar una aplicación sólo es el principio: después hay que mantenerla actualizada, y por desgracia muchas aplicaciones quedan abandonadas después de su lanzamiento dependiendo de los resultados.

Si la aplicación es gratuita o muy barata normalmente no importa, pero con el tiempo nos damos cuenta que algunas aplicaciones por las que hemos pagado precios más altos de la media no tienen el mantenimiento que deberían. Echemos un vistazo a cuatro de esas aplicaciones, o más bien dicho: cuatro grupos de aplicaciones.

Things, de Cultured Code

things

Things, el famoso gestor de tareas que sigue la filosofía GTD de Gary Allen, se divide en tres clientes: el de Mac por 44,99 euros, el de iPhone por 8,99 euros y el de iPad por 17,99 euros. Así que si queremos el ecosistema de productividad completo hay que desembolsar 72 euros. 72 euros por unas aplicaciones que todavía tienen en look & feel de iOS 6 y de las que hace demasiado tiempo que sólo vemos actualizaciones menores.

Lamentablemente esto no es un episodio aislado: el servicio de sincronización que prometieron les llevó más de un año, y la última noticia que sabemos de alguna novedad es del nuevo Things 3 del que se anunció su desarrollo las pasadas navidades. Y vete a saber cuándo volveremos a tener noticias de él.

Tweetbot

tweetbot

Tweetbot puede ser el cliente de Twitter más popular entre los usuarios de iOS y OS X (aparte del oficial), pero también se puede merecer el título de ser el más descuidado. Hace ya mucho tiempo que su versión de iPhone saltó a un nuevo diseño, pero la versión de iPad sigue con el diseño antiguo y no hay noticias de si pronto llegará un rediseño. La versión de Mac, además, necesita de un "arreglo" del que sólo se han limitado a informar mediante Twitter y sin ningún otro aviso:

Cabe decir que la compañía responsable Tapbots sólo se compone de dos personas, el diseñador Mark Jardine y el programador Paul Haddad; pero cuando cobras 17,99 euros por un cliente de Twitter y aún así has tenido cierto éxito quizás valdría la pena mantener algo más de equilibrio entre tus aplicaciones.

La mayoría de juegos que se portaron a OS X hace unos años

call of duty

Aquí seremos algo más genéricos: hay muchas desarrolladoras que se han limitado a portar un videojuego de éxito a OS X y simplemente se han olvidado de él. Con las sucesivas actualizaciones del sistema esos juegos han ido presentando fallos que impiden su apertura, y por más que se avise a la compañía responsable no parece que le importe.

Ejemplos que han terminado arreglándose con los esfuerzos de terceras personas interesadas, por ejemplo, son el Return to Castle Wolfenstein cuyo ejecutable para Macs con procesadores Intel se ha lanzado de forma independiente y no oficial. Hay algunos ejecutables de Call of Duty de la era pre-Mac App Store que tampoco he conseguido abrir, y algunos títulos de la saga Myst han quedado inutilizados por la sencilla razón de que no están preparados para ejecutarse con un procesador multi-núcleo. Y Half-Life 2 Episode 2 arrastra un error que enmudece el juego desde hace mucho tiempo. Esperemos que esto vaya a menos y se repitan hechos como el de los Modern Warfare de hace apenas una semana.

Las aplicaciones de Omnigroup

omnigroup

Este quizás es el ejemplo "menos malo" (precisamente Omnifocus se ha actualizado recientemente), pero creo que también hay que incluirlo en la lista. Las aplicaciones de OmniGroup son la mar de completas y gestionan proyectos y tareas exhaustivamente, pero se actualizan con demasiada poca frecuencia y su precio suele levantar las cejas de muchos usuarios.

Un ejemplo a seguir: Pixelmator

pixelmator

Seguro que hay más aplicaciones que quedan demasiado olvidadas ahí fuera, pero voy a terminar con un ejemplo de aplicación de pago que ha conseguido mantener el respeto de sus clientes: Pixelmator. Aparecieron en la Mac App Store con una licencia de 24 euros que adquirí (es lo más caro que he desembolsado nunca en dicho catálogo), y cada ciertos meses han ido rebajando el precio y añadiendo nuevas funcionalidades que lo han ido manteniendo como una alternativa conocida a Photoshop.

Toda una demostración de que hay ocasiones en las que la sensación es de haber invertido bien el dinero en una licencia, y eso es la mejor arma que se puede tener en contra de la piratería.

Imagen inicial | Nick Ares
En Applesfera | Esto es lo que puede hacer Captura de Imagen, quizás la aplicación más subestimada de OS X

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio