Compartir
Publicidad
Final Cut Pro X: cuatro años después
Aplicaciones macOS

Final Cut Pro X: cuatro años después

Publicidad
Publicidad

El 13 de abril de 2011 asistimos a la presentación de Final Cut Pro X. Era la nueva actualización de una aplicación que con su versión 7 había conquistado a millones de editores de vídeo. Claro que sólo conservaría el nombre porque la idea de Apple era volver a revolucionar el sector tal y como lo hizo con su primer Final Cut.

Aportaba mejoras de rendimiento al estar escrito desde cero usando Cocoa, ser 64 bits y usar tecnologías como Core Animation, Open CL o Grand Dispatch. Pero su principal baza era la idea de cómo cambiaría el proceso de edición mediante la inclusión de un Timeline magnético, mejora en la captura de material, composición de clips, etc. El problema es que aquella primera versión de Final Cut Pro X llegó con muchas carencias.

Final Cut Pro X, en continua evolución

650 1200

La primera versión de Final Cut Pro X dejó atrás herramientas y características que editores profesionales, del mundo del cine y la televisión, habían estado usado durante años en la versión 7 y sin las que no podían trabajar igual. Eso provocó críticas fundadas. Ahora necesitaban recurrir a aplicaciones de terceros, modificar sus workflows o, incluso, cambiar a otras soluciones como Adobe Premiere.

El editor de vídeo de Adobe fue el principal beneficiario del lanzamiento de Final Cut Pro X. En parte por esas limitaciones iniciales pero también porque habían sabido hacer un editor muy completo y potente, sobre todo por mejoras en su rendimiento y la gran integración con el resto de apps (After Effects, Illustrator y Photoshop).

Fcpx Development Timeline 001

Pero los que decidieron apostar por FCPX vieron cómo el desarrollo y mejora de la aplicación fue constante. Los ingenieros de Apple no pararon y, tal y como prometieron, fueron lanzando actualizaciones cada pocos meses. Un trabajo que Jesús Pérez-Miranda recoge muy bien en esta imagen.

Desde aquel 21 de junio de 2011, fecha en la que se puso a la venta en la Mac App Store, el editor de vídeo de Apple ha tenido 15 actualizaciones gratuitas, 6 de ellas para añadir características claves y 9 centradas en la mejora de rendimiento y mantenimiento. Todo ello tras dos actualizaciones de OS X con las que también se ayudaba a obtener una mejor performance.

Así, tras cuatro años llegamos a la versión 10.2 (actualmente 10.2.1) con la que la compañía llega a un punto de madurez importante y añade una serie de nuevas funcionalidades que marcan un nuevo punto de control en su desarrollo.

Final Cut Pro X, su estado actual

Marcara

La última actualización importante de Final Cut Pro X, la versión 10.2, añadió características interesantes para todo tipo de editores. Tanto los que son sólo usuarios avanzados en esto de la edición de vídeo como profesionales que se ganan la vida con ello.

FCPX 10.2 añadía:

  • Títulos 3D
  • Mejoras en la corrección de color
  • Nuevas máscaras con las que seleccionar áreas específicas y con mayor precisión
  • Soporte nativo para los formatos Panasonic AVC-Ultra, Sony XAVC S y JVC H.264 Long GOP
  • Flujo de trabajo con archivos RED RAW más rápido
  • Capacidad para elegir ubicación del contenido, caché y copia de seguridad

Esto como características destacadas pero hay más. El uso de colecciones inteligentes se mejoró, las opciones a la hora de importar ahora están en una única barra de herramientas, llegó la versión 1.5 de XML y soporte de renderizado vía GPU cuando se envía a Compressor. Esto último muy importante pues, en equipos con doble GPU se aprovecha la potencia de ambas gráficas para renderizar más rápido.

Gestion Media Fcpx

Con todos los cambios y mejoras nos encontramos en estos momentos con una aplicación muy madura a la que poco se le puede reprochar. Y digo poco pero no nada porque siempre hay margen de mejora. A Final Cut Pro X le siguen faltando algunas ideas como un doble visor para comparar clips u ofrecer de una vez integración con Motion 5.

Esto de tener integración con Motion 5 me parece sorprendente que aún no se ofrezca. Es cierto que a la hora de crear efectos aplicaciones como After Effects sea una opción más potente pero no todos necesitan recurrir a ella. Es más, Motion ofrece muchas más posibilidades de las que muchos se piensan. El problema es que más allá de abrir algunos efectos, transiciones o títulos para modificar sus ajustes o crear nuevos en Motion 5 para luego ser exportados y usados en FCPX no se ofrece nada más.

Si queremos añadir títulos u otros efectos y material en nuestro proyecto habría que exportar el proyecto o clip, para luego crear el vídeo final desde Motion 5 o bien volver a importar el nuevo clip a FCPX. Es decir, un lio de exportaciones e importaciones que implican renderizados en los que se va perdiendo siempre algo de calidad. Lo lógico sería poder usar un archivo XML para trabajar sobre los brutos.

Esa es mi principal crítica hacia FCPX aunque seguro que todos los que usáis o habéis pensado en usar el editor de Apple tenéis las vuestras. Por ejemplo, las que los chicos de Finalcutpro.es destacaron hace un tiempo atrás. Muy acertadas todas.

De igual modo, puede que en algún momento todo lo que pido se haga realidad. A principios de junio, Richard Taylor publicó en Twitter que Apple dejaría de ofertar su examen de certificación el 30 de junio. Esa fecha se ha prorrogado y hasta el 30 de septiembre de 2015 será posible presentarse al examen que da la certificación.

Sería especular pero podría suponer la integración de Motion 5 dentro de Final Cut Pro X a nivel de herramientas creativas y dejar la aplicación como tal sólo para la creación de esos efectos y plantillas. O bien el lanzamiento de una posible versión X que mejoraría todo lo que le pedidos.

No obstante, volviendo a FCPX, la aplicación es ahora una mejor herramienta para todos aquellos editores de vídeo que hayan apostado por ella. El trabajo con máscaras ha mejorado mucho, también la corrección de color aunque para tareas avanzadas DaVinci Resolve en su versión gratuita es muy superior, el uso de títulos 3D es muy interesante y si queremos más podemos recurrir a mObjetc de MotionVFX, pero sobre todo me quedo con la mejora general de rendimiento.

Final Cut Pro X y los Mac actuales

1024 2000

La experiencia de uso de Final Cut Pro X con los Mac actuales es otro de sus puntos fuertes. El rendimiento general a la hora de editar cualquier material es muy bueno. Es cierto que usar el códice ProRes es lo más acertado al ser más eficiente pero puedes trabajar con el material que sacan las actuales cámaras DSLR (códice .H264) sin ningún problema. Un detalle este último positivo pues ya no hay que hacer conversiones previas en apps de terceros para, por ejemplo, editar el material de cámaras que graban en AVCHD.

FCPX 10.2.1 es hasta 3.2x más rápido que la versión 10.1.4 renderizando material RED RAW

Además, para editar con FCPX no necesitas un equipo con tarjeta gráfica dedicada. Los actuales MacBook Pro con Intel HD Graphics son máquinas capaces de editar incluso contenido 4K. Sólo algunos efectos o plugins pedirán mayor potencia de GPU pero la labor de edición es muy satisfactoria en toda la gama.

1024 2000 1

Por supuesto, en los nuevos iMac 5K y la familia Mac Pro es donde podemos encontrar una mejor experiencia. Especialmente los iMac que gracias a su pantalla 5K permiten trabajar y visualizar el proyecto a resolución real.

Focus, el respaldo que necesitaba

Focus

Final Cut Pro X ha mejorado mucho y va incluyendo todo lo que lo usuarios van demandando. Lo están haciendo bien y demostrando que en esta ocasión la compañía está escuchando a sus usuarios. De todos modos faltaba un híto importante, algo que sirviese para respaldar y demostrar que no es una versión vitamina de iMovie sino un editor potente con el que enfrentarse a todo tipo de retos. Ese respaldo llegó recientemente con Focus.

La última película protagonizada por Will Smith ha sido editada por completo en Final Cut Pro X. Es más, hasta los títulos fueron creados con las herramientas de Títulos integradas. ¿El resultado? Pues una producción de Hollywood que demuestra que el editor de Apple es una gran herramienta.

Focus Edit

Tan importante ha sido Focus para FCPX que no sólo Apple anuncia en su web que fue realizada con su editor de vídeo sino que Michael Matzdorff, responsable de la edición de Focus, publicó en iBooks Store un libro en el que mostraba todas las técnicas y experiencia de uso de FCPX en una producción como Focus: Final Cut Pro X Workflow. Una lectura muy recomendable aunque es para un nivel de trabajo más complejo como lo son las producciones de cine.

Final Cut Pro X y su continua evolución

Pro Aps

Final Cut Pro X es una gran aplicación, un editor de vídeo que no deja de evolucionar con cada actualización. Es cierto que no es perfecto, ¿acaso alguna aplicación lo es?, pero se acerca mucho a lo que miles o millones de usuarios requieren para su trabajo diario.

A la evolución de Final Cut Pro X se suman las acutualizaciones paralelas de Motion 5 y Compressor 4, los mejores complementos al editor de vídeo

En cuatro años no ha parado de mejorar y mientras esperamos que llegue la siguiente actualización -tal vez para soportar Metal- ahora sólo podemos disfrutar de su uso. Además, algo que no se valora en exceso, Final Cut Pro X cuesta sólo 299€. Por ese precio, los usuarios han tenido actualizaciones gratuitas durante cuatro años más las que quedan por llegar.

No intentaré nunca de convencer a nadie que debe usar Final Cut Pro X en lugar de su editor actual pero, al menos, sí que recomiendo probar la versión de Trial para valorar que no es un simple iMovie vitaminado.

Manual de usuario | FCPX | Motion 5 | Compressor 4

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos