Compartir
Publicidad
365 días machacando anillos con el Apple Watch: todo lo que he aprendido tras un año alcanzando mis objetivos
Apple Watch

365 días machacando anillos con el Apple Watch: todo lo que he aprendido tras un año alcanzando mis objetivos

Publicidad
Publicidad

Para hacer ejercicio regularmente no hace falta tener un reloj inteligente en la muñeca. Pero si cuentas con uno como el Apple Watch, se convierte en una tarea mucho más asequible y amena. Ayer se cumplieron los 365 días seguidos que llevo machacando los anillos del Apple Watch y debo decir que he aprendido montones de cosas por el camino.

La tontería de los anillos funciona y es adictiva

anillo ejercicio

No es la primera vez que lo intento. En el pasado ya hablé de cómo conseguí cerrar los anillos del Apple Watch cada día hasta conseguir una semana perfecta. Poco después obtuve mi primer mes perfecto. Y después vimos cómo nuestro compañero Cristian Rus alargaba su racha hasta los 250 días seguidos.

Para quien no sepa de qué va la historia, una breve explicación sobre los anillos del Apple Watch. Son tres anillos de distintos colores que miden tres variables diferentes de nuestro día a día:

  • El anillo azul mide cuántas veces al día has estado al menos 1 minuto de pie y andando en una hora. El objetivo es alcanzar 12 veces en 12 horas distintas. Te anima a moverte cuando llevas muchas horas sentado.
  • El anillo verde mide el número de minutos en que has estado activo por un nivel igual o superior a un paseo vigoroso. El objetivo es alcanzar 30 minutos al día.
  • El anillo rosa mide las calorías que quemas en actividad al día. Es el único que puede modificarse por el usuario, adaptándose a su nivel de movimiento al día.

Conforme vas haciendo ejercicio y moviéndote a lo largo del día, estos anillos se can completando. El anillo puede seguir completándose incluso después de cerrado si te mantienes en marcha. Lo cierto es que es una manera estupenda de mostrar tu avance a lo largo del día, hasta el punto que si un día te quedas a las puertas de cerrar alguno, da un poco de rabia.

Esto puede parecer una tontería para quien no lo ha probado nunca. Pero funciona. Vaya si lo hace. Porque además el reloj se encargará de chincharte y decirte que te muevas mediante notificaciones. Algunas del tipo "Eduardo, a esta hora del día sueles tener el anillo de ejercicio más avanzado" y otras menos diplomáticas como "Eduardo, ayer cerraste todos los anillos, ¿podrás repetirlo hoy?". Sin olvidarnos del clásico "Eduardo, 150 calorías más y cerrarás el anillo de Movimiento. Un paseo vigoroso de 50 minutos y es tuyo".

Ahí, Apple tomándote el pelo para ver si picas. Por supuesto que caes y cierras los anillos. Aunque tengas que hacer flexiones a las 23:43 de la noche.

Organízate y cierra el anillo verde a primera hora del día

Apple Watch 365 Dias Seguidos 3

Los primeros meses cerrar anillos fue bastante fácil. Sacar a pasear al perro varias veces al día era algo que ya tenía que hacer de todas formas, así que comencé a dar paseos más largos y a un ritmo más veloz para que contase. Al principio, cerrar el anillo de movimiento es fácil si sigues un estilo de vida más o menos sedentario.

Comencé en 330 calorías, aunque en el pasado he estado en 250 como objetivo diario. Pero conforme vas cerrando los anillos día sí y día también encadenando una racha considerable, el propio Apple Watch te sugiere que subas tu objetivo de calorías diarias. A veces lo hace de 10 en 10 o de 30 en 30. No parece mucho, pero al final del día se nota.

Poco a poco, el Apple Watch te sugiere que subas de nivel y te muevas más cada día

Lo que me permitió subir bastante fue cuando comencé a hacer yoga todas las mañanas, una de las mejores decisiones sobre este aspecto para mi salud. Levantarte media hora antes de lo normal a hacer 30 minutos de ejercicios nada más arrancar el día te pone las pilas y hace que el arranque sea menos doloroso.

ejercicio

Vences a la pereza, ganas disciplina y, sobre todo, cierras el anillo de ejercicio. Ya no te tienes que preocupar de él en todo el día y además añades entre 110 y 140 calorías al anillo de movimiento. Comencé a hacer este ejercicio todos los días desde el verano pasado y no he fallado ni un solo día. Viajes, fines de semana y festivos incluidos.

Llega un punto en que no te da pereza y si lo dejas para más adelante en el día, te pones nervioso. Mi recomendación es hacer algún ejercicio a primera hora del día. Cualquiera, aunque mejor empezar por uno que dé poca pereza. Antes salir a correr que ir a la piscina, por ejemplo. Porque si te propones uno demasiado ambicioso, lo abandonarás rápidamente.

Ahora mi objetivo es de 500 calorías al día. Para algunos no será mucho, pero es un nivel al que todavía hay días que me cuesta llegar. El Apple Watch me insiste en subir el nivel de vez en cuando, pero prefiero mantenerlo ahí para que no me presione demasiado.

Competir mola pero a veces sabe a poco

competir

Para quienes quieren ir más allá de cerrar los anillos todos los días, Apple ha creado las competiciones deportivas. Puedes retar a un familiar o amigo a competir durante una semana en la que se reparten puntos en función de tu actividad diaria. Aquí nos cuenta Cristian Rus algunas recomendaciones para quedar el primero en la competición sin hacer trampas.

Estas competiciones molan porque te motivan a hacer más ejercicio introduciendo algo que no depende de ti. Puedes ir todo el día por delante de tu contrincante y que al final de día salga a correr y te gane. Hay mensajes predeterminados que puedes mandar a tu adversario para picarle, animarle o reírte de su esfuerzo. Y, por supuesto, hay una medalla al final para quien gane y otra por participar al que pierde como premio de consolación.

Sin embargo, si llevas mucho tiempo compitiendo puede llegar a ser monótono. Se echa en falta competiciones entre más de dos personas, un tablón de puntos, grupos de mensajería y otras funciones sociales. Puede que Apple no haya triunfado en sus intentos de agregar un aspecto social a la música (lo ha intentado hasta en dos ocasiones), pero con su perspectiva de protección de la privacidad bien podría crear una pequeña comunidad de deportistas.

El Apple Watch ya ha conseguido lo más difícil para un wearable: retener al usuario y que no abandone

Hay un riesgo claro que es la filtración de datos deportivos que permitan localizar rutas y hábitos de los usuarios. Pero tratándose de Apple, bien podrían encontrar una manera de hacerlo de tal forma que no suponga un riesgo (mediante cifrado y técnicas de anonimización de datos). Mejoras en este frente es de las cosas que más espero en la próxima WWDC de 2019.

Ahora que ya he completado mi último objetivo de alcanzar los 365 días seguidos machacando anillos, ya no tengo esa presión por continuar. Simplemente quería saber si era capaz de llegar al año entero y lo he conseguido. Ahora, la próxima vez que me pida subir el nivel, puede que acepte el cambio. A ver qué pasa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio