Publicidad

Por qué Apple no está dejando de lado el hardware para convertirse en una compañía de servicios
General

Por qué Apple no está dejando de lado el hardware para convertirse en una compañía de servicios

Publicidad

Publicidad

En los últimos dos o tres años se ha ido construyendo una interpretación falsa alrededor del negocio de Apple. Según esto, Apple estaría dejando lentamente de lado el hardware para pivotar su negocio hacia los servicios. Una línea de opinión que se ve reforzada por el énfasis que hace la compañía en sus conferencias con accionistas cada tres meses.

A pesar de esto, la realidad es que hay varias razones por las que el negocio de Apple sigue siendo el de siempre. Veámoslas.

Los números no salen

servicios vs hardware

Antes de empezar, es preciso hacer un poco de abogado del diablo. Pensemos por un momento que Apple sí está pivotando hacia los Servicios y que su plan es convertirlo en su principal fuente de ingresos. Tim Cook afirmó hace unos años que su objetivo era conseguir duplicar los ingresos en Servicios para 2020, ascendiendo a un total de 50.000 millones de dólares anuales.

Pero esta cifra queda bastante lejos de lo que factura el iPhone hoy en día. En 2018, el iPhone ingresó poco más de 155.000 millones de dólares, más de tres veces la cantidad objetivo de Servicios para 2020. Aunque estimemos que para ese año se produzca una caída del negocio del iPhone de un 20% a lo que recoge actualmente, esos 120.000 millones siguen estando bastante lejos del objetivo en Servicios para 2020.

¿Qué es lo que haría falta para que Servicios superase al iPhone? Suponiendo que el iPhone mantiene los 120.000 millones de dólares anuales planos en el tiempo y que de alguna manera se mantiene un 20% de crecimiento anual en Servicios, tendríamos que esperar cinco años hasta 2025 para que se completara el pivot de Apple hacia los servicios.

Los números no salen: Apple tendría que vender una suscripción bastante elevada cada mes a toda su base de usuarios para superar al iPhone

Esto es un escenario bastante generoso en el que damos por hecho que ese crecimiento pasado el 2020 es posible vía nuevos servicios (streaming de series y películas, Apple News de pago y un servicio de juegos en streaming) y sin ningún tipo de atadura. Tampoco se tiene en cuenta, por ejemplo, el resto de ingresos provenientes del iPad, Mac y wearables, ni tampoco la aparición de nuevos productos como unas gafas inteligentes.

Que los Servicios superen al iPhone e incluso a todo el hardware de Apple se antoja misión imposible. Más aún si empezamos a desgranar qué hay dentro de este segmento del negocio de la manzana. Este segmento del negocio de Apple es totalmente dependiente de los productos de hardware y, más concretamente, en el devenir de la base instalada de dispositivos en uso.

En otras palabras, los servicios de Apple son una consecuencia del hardware y no un destino final en sí mismos.

"Cuando el sabio señala la luna, el tonto mira el dedo"

Wall Street

Esta frase atribuida al filósofo Confucio nos va a ayudar a entender por qué se le está dando tanta importancia en los medios al segmento de Servicios de Apple. Decíamos al principio que este supuesto pivot que recogen los medios de comunicación está en parte causado por la propia compañía y su énfasis en este negocio.

Aquí debemos entender el contexto en que se hace. El iPhone se ha estancado al igual que el mercado de smartphones en su conjunto. Al terminal de Apple le esperan varios años al ralentí, con ligeras subidas y bajadas más acentuadas que en el pasado. Mientras tanto, los wearables crecen poco a poco hasta convertirse en un negocio que entra en el Fortune 200 que sube al 30%. Y Servicios lo hace también a un ritmo considerable del 20%.

Apple no puede presentarse ante los accionistas e inversores y decirles que el iPhone retrocede un 15% como el anterior trimestre sin tener un plan alternativo. Ese plan lleva años fraguándose en forma de los diferentes servicios como Apple Music, los ingresos de la App Store y otros elementos que componen el segmento, además de en forma de wearables.

En ese intento por cambiar la percepción de Wall Street y de presentarle una narrativa atractiva de "cosas que crecen" a la vez que hay otra que se estanca, ha provocado que muchos acaben mirando el dedo en vez de a la luna:

Seeking Alpha "Apple pivota su modelo de negocio", Seeking Alpha también se subió a la moda del cambio a servicios del negocio de Apple en junio de 2018.
Bloomberg "Un lento pivot hacia Servicios", dice Bloomberg en una pieza de opinión del 2 de noviembre de 2018.
Wsj Este artículo del Wall Street Journal del 18 de febrero de 2019 afirma que Apple quiere reducir el impacto del iPhone a través de un pivot a servicios.
Stratechery "Apple pivota a Servicios", idéntico titular del prestigioso analista Ben Thompson en Stratechery el pasado 8 de enero de 2019.

Mientras Apple señala con el dedo e indica que su negocio es mucho más que el iPhone, diversos medios se quedan con la palabra "Servicios" y corren con ella a escribir sus artículos. Bajo esta óptica, todo lo que hace Apple últimamente está destinado a despegarse del iPhone y del hardware para convertirse en una empresa que exprime cuotas a los usuarios.

De esta manera, los servicios de noticias, series y juegos que se rumorean se convierten en el nuevo negocio de Apple; cuando Apple Music pasa a estar en altavoces de Amazon y, posiblemente de Google, va destinado a engrosar los servicios y no añadir valor a sus suscriptores actuales; y la compatibilidad de AirPlay 2 con televisores de marcas como Samsung es una claudicación del hardware del Apple TV frente a, por supuesto, el servicio de streaming de series aún por desvelarse.

Todo esto no hace más que ignorar qué es Apple, la compañía.

El verdadero negocio de Apple es vender herramientas

Tim Cook

En otras ocasiones hemos señalado cómo Apple pasaba a ser conocida como la compañía que hace el producto más exitoso del momento: el Mac, iPod, iPhone o iPad. El Apple Watch y los AirPods están empezando a ser un segmento muy destacado, que pasará a completarse con las gafas de realidad aumentada que presente la compañía en un futuro cercano. Y más lejos, sabemos que están trabajando en métodos de transporte autónomo a pesar de los contratiempos.

Apple es una empresa que hace productos que combinan hardware, software y servicios para aumentar su valor

Lo que nos dice todo esto es que Apple va mutando cada cierto tiempo para adaptarse a la creación de herramientas que son útiles a los usuarios. No es casualidad que cada uno de esos cuatro productos hayan marcado un antes y un después en su categoría, cambiando para siempre el sector tecnológico y, con frecuencia, la propia sociedad. Y los wearables van camino de hacerlo con la salud.

Apple es una empresa de diseño, no una empresa tecnológica. Utiliza el diseño para atajar problemas complejos y trasladar una solución simple y que aporte valor al usuario. Ayer fue el Mac, hoy es el iPhone, mañana será el Apple Watch y en el futuro será otra cosa.

En esta compañía, los servicios juegan un papel de apoyo y refuerzo. Uno con el que Apple puede aportar algo diferente a lo existente al mismo tiempo que evita caer en manos de los servicios de terceros y sus caprichos. ¿Qué sería de la empresa si sólo existiese Spotify y no hubiera Apple Music? ¿Podrían Dropbox o Google Drive dictar términos y hacer distinciones entre plataformas como pasó con Google Maps hace años? ¿Y si Netflix decidiera un día sacar temporadas antes en Android que en iOS?

Por todo ello, los Servicios son una parte importante de Apple, pero colateral a su verdadero negocio: la venta de herramientas en forma de tecnología punta.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir