Publicidad

Apple abandona sus planes para lanzar el iPhone 9 en una keynote en marzo, según varios medios
iPhone

Apple abandona sus planes para lanzar el iPhone 9 en una keynote en marzo, según varios medios

¿Se puede cancelar un evento que no ha sido anunciado? Aunque Apple no ha confirmado ningún evento a la prensa, al parecer sí que existían planes para realizar uno a finales de marzo. En esta presentación, se esperaba el anuncio del iPhone 9. Sin embargo y según varios medios como FPT y Cult of Mac, estos planes se han cancelado. Nos despediríamos de esta forma de cualquier keynote en las próximas semanas.

Adiós al lanzamiento del iPhone 9 en marzo

El youtuber Jon Prosser del canal FPT ha publicado este video comentando una serie de informaciones facilitadas por cinco fuentes distintas. Entre lo más destacado se encuentra el iPhone 9 y su aplazamiento indefinido. Prosser afirma que Apple planeaba presentarlo y lanzarlo en una keynote el 31 de marzo, pero que ahora la compañía ha decidido no hacerlo.

El iPhone 9 estaría ya listo para entrar en producción, por lo que ese no es el problema (Cook afirmó hace poco que China se está recuperando). Para Apple, existen otras preocupaciones:

  • La demanda del iPhone en China, uno de los mercados clave, se contrajo un 60% en el mes de febrero según datos del gobierno chino.
  • Lanzar un nuevo iPhone supone añadir tráfico a las Apple Store de todo el mundo. Personas que irán a probar el terminal en mano y que dada la situación en diversos países no sería lo idóneo.
supuesto iPhone 9

Apple habría conseguido equilibrar la producción del iPhone 9 tras los cierres de febrero en las cadenas de montaje chinas. Sin embargo, ese no era el único obstáculo dada la expansión mundial del coronavirus. El impacto en la demanda hace que lanzar un nuevo modelo no tenga demasiado sentido. Ni desde el lado puramente de ventas, ni desde el de evitar la propagación de contagios.

Como añadido, el proceso de testeo del iPhone 12 se habría detenido en estos meses. Apple ha instaurado una prohibición de viaje al país asiático fomentando el teletrabajo donde fuera posible. Algo que como es obvio, afecta a los ingenieros que acuden constantemente a instalaciones en la región.

La consecuencia directa es que el lanzamiento del iPhone 12 podría no ocurrir en septiembre como es habitual y se retrasaría uno o dos meses.

Y adiós también al evento del 31 de marzo

Phil Schiller

La fuente afirmó que Apple había incrementado su preocupación acerca de reunir a unas 1.000 personas para el evento, planeado originalmente en marzo en el Steve Jobs Theater del Apple Park en Cupertino, California.

Los ejecutivos de Apple habrían expresado sus dudas, de acuerdo a la fuente, acerca de la imposibilidad de asegurar una distancia entre personas en un evento público en un edificio cerrado con gente sentada a cada lado.

Aunque Apple no ha anunciado públicamente ningún evento para la fecha rumoreada del 31 de marzo, la compañía habría cancelado sus planes para hacerlo. La semana pasada, el condado de Santa Clara en el que se encuentra la sede de Apple y otras compañías tecnológicas, recomendó a las empresas cancelar los eventos multitudinarios.

Este lunes pasado, la recomendación pasó a obligación y engloba las fechas del 11 de marzo (hoy) al 1 de abril. En el momento de escribir estas líneas, el estado de California cuenta con 157 casos de COVID-19, rondando los 1.000 en todo el país.

En esta situación, resulta lógico evitar cualquier tipo de evento que reúna a muchas personas. Algo que además ya está prohibido por las autoridades en California. Desde el punto de vista de Apple, tampoco tendría demasiado sentido anunciar nuevos productos en este entorno. Tanto por el dominio del coronavirus en el ciclo de noticias como por la aún más importante exposición de empleados y clientes a interacciones arriesgadas.

Una situación fluida

WWDC

Dada la rapidez a la que se desenvuelven los acontecimientos, Apple no parece haber tomado una decisión sobre cuándo lanzar sus productos. La situación, según estos medios, es fluida y cambia constantemente. De forma que resulta complicado realizar planes en el corto o medio plazo.

La epidemia de coronavirus arrancó a finales de diciembre de 2019 y no se oficializó hasta enero de 2020. Desde entonces, las medidas adoptadas por el gobierno chino parecen estar surtiendo efecto y los contagios disminuyen. Pero el resto del mundo, como Italia, España, Alemania o EEUU, se encuentran en un ciclo expansivo.

Si las circunstancias siguen el curso desarrollado en China, aún quedan varias semanas hasta que se recupere la normalidad. Eso podría significar que tengamos que esperar hasta mayo o junio para cualquier novedad. Unas fechas que coinciden con las habituales de la WWDC, que tampoco se ha anunciado por el momento.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios