Tras dos meses usando todas las betas de Apple, esto es lo que menos me gusta de cada una de ellas

Tras dos meses usando todas las betas de Apple, esto es lo que menos me gusta de cada una de ellas
11 Comentarios

En la misma semana de la WWDC 2022 decidí, para sorpresa de nadie y decepción de mis advertencias del pasado, instalar algunas betas de los nuevos sistemas operativos presentados por Apple. Empecé con un "solo iPadOS 16, el resto mejor no..." para acabar a lo grande con un póker de betas: watchOS 9, iOS 16, macOS Ventura y el mencionado iPadOS 16.

Más de dos meses después, he podido conocer, a falta del pulido de las versiones oficiales y de las actualizaciones de aplicaciones que exploten las posibilidades que ofrecen los nuevos sistemas, lo mejor y lo peor de cada uno de ellos. No hablo de rascones al abrir ciertas aplicaciones o fallos atribuibles a una beta, sino de novedades como tal que considero que no suponen una mejora a lo que ya teníamos. En algún caso, incluso lo empeora. Vamos con ello.

watchOS 9: las notificaciones en tira

Seguramente sean un intento de Apple por homogenizar el estilo y la experiencia a lo largo de sus dispositivos, pero las nuevas notificaciones de watchOS 9, que se muestran en tiras en la parte superior de la pantalla cuando estamos utilizando el reloj, no terminan de ser útiles.

Se supone que de esta forma no ocultan la información en pantalla que tengamos delante, pero... ¿acaso eso es relevante? Las notificaciones son uno de los motivos por los que nos hacemos con un Apple Watch. Recibir una, hasta ahora, con la pantalla activada, nos hacía verla a pantalla completa. Ahora, reduciéndola a una tira superior en una pantalla de menos de dos pulgadas, apenas se ve el inicio del texto.

Javi2
Las notificaciones en watchOS 8 en un Watch de 40 mm: mensaje completo y parte del siguiente.
Esther
Las notificaciones en watchOS 9 en un Watch de 45 mm: apenas el inicio del texto

En un Apple Watch tampoco hacemos nada que merezca la pena mantener a costa de las notificaciones completas: no vemos vídeos, no jugamos a juegos, no hacemos videollamadas, no leemos artículos ni libros. Son consultas transitorias la gran mayoría del tiempo. Estas nuevas notificaciones simplemente nos obligan a dar un paso extra para saber qué nos han escrito. Hay cosas peores en la vida, pero esto es un paso atrás.

iPadOS 16: Stage Manager

ipados16

O su nombre en español, Organizador Visual. Tanto da: no mejora la experiencia. No lo hace en un Mac (no al menos de forma masiva) y menos aún en un iPad, donde el manejo de ventanas y las posibilidades de combinar tamaños tiene menor libertad, y donde la idea principal de Stage Manager (enfoque monotarea sin distracciones de fondo) forma parte del iPad desde su primera versión.

A nivel visual luce fantástico, pero cuando pretendes trabajar con ello y darle continuidad a ese uso, se desvanece su encanto. Bonus track: el modo de monitor externo que permite este nuevo iPadOS no facilita el uso de Stage Manager, ya que por defecto duplica la pantalla y hemos de activar nosotros mismos el modo en el que podemos utilizar el monitor externo de forma independiente, sin las franjas negras laterales por la proporción 4:3, y con la propia pantalla del iPad como panel auxiliar. Toda esta problemática la explicó genial Guille Lomener en su canal de YouTube.

macOS Ventura: el menú Ajustes

Ajustes

Apple explicó que ha rediseñado desde cero la aplicación Ajustes usando SwiftUI. Desconozco si eso tiene parte de culpa en este resultado final (seguramente no), pero lo que ha llegado a macOS Ventura es un resultado muy poco convincente: las jerarquías a veces tienen poco sentido, no queda nada claro qué hay dentro de cada apartado o por qué algunos ítems tienen el suyo propio, y cualquier novedad externa que llegue, incluso por parte de la propia Apple (atajos, por ejemplo), se ve espantosa, ya que Apple no pareció contemplar esta posibilidad durante el diseño.

Un fantástico hilo de Twitter publicado por el programador Niki Tonsky dio buena cuenta del problema. Desde detalles que podemos considerar menores (textos alineados a la derecha en un menú que al desplegarlos pasan a la izquierda) hasta ventanas emergentes sin sentido, botones de confirmación que no están o con el tamaño cambiado, opciones imposibles de activar... la lista es muy larga.

No sería de extrañar que la versión final (ya estamos casi en septiembre) de Ventura vuelva al menú Ajustes que conocimos hasta Monterey, y Apple deje para más adelante esta novedad. No sería peor que salir con el menú tal y como está. Y no es un problema asociable a una beta: esto viene de los pilares.

iOS 16: problemas no resueltos

No he encontrado ningún problema mayor achacable a una novedad concreta de iOS 16, que me parece una actualización fantástica. Así que el mayor incoveniente puede estar en lo que no ha llegado. Implementaciones esperadas, bastante necesarias, que no se han impuesto en la lista de prioridades a las novedades que sí tenemos.

Un ejemplo son los widgets activables. Con iOS 14 pensábamos que seguro que llegarían con iOS 15. Ahora sabemos que al menos hasta iOS 17 no llegarán. Si llegan. Poder tachar un ítem de una lista de la compra, poder archivar un correo de nuestra bandeja de entrada... Apple se encargó de dejar claro en la WWDC 2020 que los widgets no podían ser "miniapps", y así nos privó de usar en la pantalla de inicio lo que antes sí podíamos utilizar en la pantalla de widgets, la que queda a la izquierda de la principal.

La complejidad de configurar atajos, automatizaciones o modos de concentración (o una mezcla de ellos) para cualquiera tampoco se ha reducido, sigue siendo un proceso intimidante para el no-entusiasta. Tampoco ha llegado un iMessage o un Apple Music que se sientan tan fluidos en su funcionamiento como WhatsApp o Spotify. Mejoras que seguimos esperando, al menos, un año más.

Temas
Inicio
Inicio