Compartir
Publicidad
Este es el Apple Watch que esperamos
Apple Watch

Este es el Apple Watch que esperamos

Publicidad
Publicidad

Llevaba advirtiéndolo durante semanas y se ha hecho realidad: Apple ha dado su golpe de efecto anunciando una keynote. El anuncio se produce justo antes de que el Mobile World Congress empiece, y el evento tendrá lugar nada más terminar. Y mientras dure el congreso, seguro que van saliendo rumores de última hora. El Apple Watch estará en la boca de todos la próxima semana en Barcelona.

Porque sí, el evento tiene que ir forzosamente sobre el Apple Watch si éste se enviara a los primeros clientes en abril. En él deberíamos poder conocer ya las fechas de lanzamiento finales, los precios detallados de cada gama y su disponibilidad dependiendo del país. Puede haber también otras novedades, pero el reloj va a ser el centro de atención sin ninguna duda. Recopilemos todo lo que tenemos hasta ahora para situarnos bien.

Apple Watch: seis modelos y "tropecientas" correas

Modelos Apple Watch

El Apple Watch tendrá seis modelos diferentes, repartidos en tres gamas que tendrán dos tamaños cada una. Sus correas ya se cuentan a decenas, y serán las responsables de que cada reloj sea muy diferente a otros:

El modelo estándar, fabricado en acero inoxidable y con correas propias de relojes de gama media. Pensado para la gran mayoría de personas, para un uso diario más bien general.

El modelo Sport, fabricado en aluminio anodizado y con correas de elastómero, que probablemente será el modelo más barato y pensado para el público joven y/o más deportista.

El modelo Edition, fabricado en oro reforzado de 18 quilates y con correas de piel con detalles de lujo. Será el modelo más caro y su precio tiene pinta de ser prohibitivo.

No sabemos si el tamaño más pequeño implicará un precio menor o si las dos medidas costarán lo mismo, aunque sí que esos dos tamaños están pensados para encajar mejor en los diferentes tipos de muñeca que tenemos. El último detalle que sabemos viene de la misma boca de Tim Cook, quien hablando con un empleado afirmaba que no hay problema con ducharse con él.

Arquitectura: todo un ordenador en nuestra muñeca

El Apple Watch es un esfuerzo de ingeniería impresionante. Dentro de esa carcasa y cubierta cuidada hasta el máximo tenemos un chip que abarca todos los componentes necesarios para que el reloj funcione, llamado S1. Cubierto completamente en resina para protegerse de los factores externos, viene acompañado de un Haptic Engine con el que el accesorio reconocerá la presión que apliquemos con nuestro dedo encima de la pantalla para responder con una función u otra.

Detrás del reloj, un escuadrón de sensores detectarán algunas de nuestras constantes vitales para integrarse con la aplicación de salud en iOS 8. Dichos sensores se cubren, además, con un cargador magnético que hereda la tecnología del MagSafe presente en los MacBook. Todo ello en un dispositivo que no comete el error de abultar demasiado como algunos wearables de la competencia.

Interfaz y software: una pantalla pequeña no es problema

Apple Watch Selling Points

¿Y cómo podemos usar algo tan potente como un ordenador en algo tan pequeño como un reloj? Pues con los dedos, aunque sólo será una forma de hacerlo. La pantalla retina, con 272x340 o 312x390 pixeles dependiendo del tamaño del Apple Watch que elijamos, será capaz de detectar nuestra presión y además permitirá deslizamientos con los dedos como ya estamos acostumbrados a hacer en los iPhone y iPad.

Pero la pantalla retina táctil no va a estar sola: la clásica rueda de los relojes tradicionales se moderniza para ofrecer funciones de zoom y de desplazamiento, perfecto para no tapar la pantalla con nuestros propios dedos. Y si no era suficiente, Siri vendrá integrada directamente en el reloj para poder dictar texto y lanzar órdenes con nuestra voz. De hecho, Apple la ha estado mejorando para que luzca como nunca aprovechando este lanzamiento.

Las aplicaciones, además, cobran un papel mucho más íntimo. Ya no se trata de leer información, ya no se trata de recibir o enviar llamadas: la mensajería del Apple Watch llega incluso a ser capaz de enviar nuestro propios latidos o algún dibujo que podamos hacer rápidamente en la pantalla. Podremos hasta personalizar las caras que queramos enviar en forma de emoticonos.

Estrategia de venta, nuevas fronteras para Apple

apple store barcelona passeig de gràcia

Los más veteranos recordaréis que Apple era una compañía muy diferente antes de que el iPhone saliera a la venta. El teléfono lo cambió todo: las tiendas se re-enfocaron, el negocio de la App Store floreció, y toda la competencia se puso a seguir el camino que se habían marcado en Cupertino.

Con el Apple Watch sucederá lo mismo. No, miento: ya está sucediendo. A nivel interno tenemos a Angela Ahrendts, antigua CEO de Burberry y veterana en el mundo deportivo, que está cambiando ya las Apple Store para que éstas empiecen a vender un accesorio mucho más personal que cualquier smartphone. Cajas fuertes especializadas, redistribución de los elementos de la tienda... incluso los empleados están cambiando a un uniforme ligeramente más formal con vistas a que venderán un producto considerado de lujo.

Apple pasa a ser una simple compañía de tecnología a meterse de lleno en el mundo de la moda. El reloj ya está pasando por las revistas más prestigiosas del sector, e incluso se rumorea que va a haber una fuerte campaña no en los eventos y recintos donde se vende electrónica sino en los núcleos del mundo fashion. De hecho ya ha habido eventos privados para los magnates de la moda en París.

No lo dudo: la Apple de dentro de tres años será irreconocible.

Polémicas, armas y batallas de futuro: el Apple Watch no es perfecto

Apple Watch

El Apple Watch es un producto que ya ha causado sensación alrededor de todo el mundo y que seguro generará colas en las Apple Store, pero la competencia también tiene sus cartas preparadas para luchar contra los puntos flacos del reloj.

Su batería será lo más duro: tendremos que cargarlo cada noche. Las de otros smartwatches duran un poco más, y el colofón final lo ha puesto la pantalla de tinta electrónica a colores del nuevo Pebble Time que permite que dicho reloj aguante una semana entera en nuestras muñecas. Como el Apple Watch tiene una pantalla de más calidad, consume más energía.

¿Cómo poder vender un reloj con una batería que dure tan poco? Pues como ya sucedió con el iPhone, que sustituyó a teléfonos cuya batería también duraba seis o siete veces más: con un buen surtido de aplicaciones. La App Store ha demostrado ser el factor que ha catapultado el iPhone al éxito, y en Cupertino no dudan que el Apple Watch tiene que cumplir con lo mismo. Hasta se han preocupado de invitar a los desarrolladores a sus oficinas para que éstos pulan bien su código. Por lo tanto, confío en que el Apple Watch saldrá a la venta con un buen abanico inicial de aplicaciones preparadas.

Forcetouch

Es un producto nuevo, una categoría nueva, que puede convertirse en la base de una nueva fuente de beneficios. El próximo capítulo de Apple comienza en diez días. ¿Estáis preparados?

En Applesfera | El juego a largo plazo del Apple Watch

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio